Cómo rellenar un cheque bancario correctamente

Cómo rellenar un cheque bancario correctamente

Todos los bancos emiten cheques vinculados a una cuenta bancaria y deberás de rellenarlos de la siguiente manera:

  • En la parte superior del documento se encuentra el logo de la institución financiera con su ubicación regional .
  • Justo debajo está escrito: Pague contra este cheque no endosable, salvo en beneficio de un banco o establecimiento similar . Este encabezado anuncia la cantidad definida. Es recomendable anotar de forma muy legible y completa la cantidad que se cargará en la cuenta del librador, es decir, por ejemplo cuatro mil euros.
    Una práctica común, pero no obligatoria, es trazar una línea hasta el final de la parte reservada para esta indicación, esto evita contratiempos si se trata de alguien deshonesto que posiblemente pueda agregar céntimos o euros.
  • A continuación hay una línea que comienza con A. Aquí debe ingresar el nombre completo del beneficiario.
  • Debajo de esta línea de nombre se encuentra el nombre de la agencia pagadora, así como su dirección y número de teléfono. Este es el banco del cajón, con su número de cuenta debajo. A la derecha de esta información, encontramos el nombre y la dirección del originador.
  • En la parte inferior del cheque, en el extremo derecho, debe ingresar el lugar y la fecha de emisión del cheque y luego colocar su firma . Si la mención del lugar no es obligatoria, la omisión de la fecha y/o de la firma hará inválido el título, entonces se denomina cheque falso.

Cómo rellenar un cheque bancario correctamente

¿Qué hacer en caso de no poder cobrarlo o rellenarlo mal?

  1. Está prohibido poner una fecha falsa.
  2. Un cheque cancelado no es válido, no vale nada y será rechazado por la institución financiera.

Es posible oponerse a un cheque emitido, luego debe notificar al banco que se niega a que se le cargue el monto indicado.

Por otra parte, las razones por las que se acepta este procedimiento están muy reglamentadas y deben ser fehacientes, probadas. Estos incluyen, por ejemplo, la pérdida o robo de un cheque o talonario, el uso fraudulento o incluso condiciones muy específicas como un procedimiento de respaldo, como para una persona bajo tutela financiera.

Los procedimientos de concurso o liquidación también pueden dar lugar a derechos de oposición. En cualquier caso, este proceso debe ocurrir dentro de los 60 días siguientes a la emisión del cheque para ser aceptado por el banco.

A pesar de las muchas reglas de seguridad, el cheque también podría haber sido falsificado. Esto sucede cuando se ha cambiado el nombre del beneficiario, o se ha usurpado la firma, entre otras cosas.

En este caso, puede comprometerse la responsabilidad del banco si éste no ha verificado la firma o si el título tiene tachaduras y ha sido debitado a pesar de todo. Esta posibilidad es rara.

La mayoría de las veces es recomendable presentar una denuncia ante la gendarmería con los documentos que acrediten su buena fe. La recepción de la reclamación permite al banco reembolsar el importe cancelando el cheque.