Gestión patrimonial: ¿Por qué es importante?

Gestión patrimonial: ¿Por qué es importante?

¿Cuál es el papel de un administrador de patrimonio?

A menudo existe una tendencia a confinar la gestión patrimonial a la gestión exclusiva de los activos inmobiliarios.

Gestión patrimonial: ¿Por qué es importante?

En realidad, este sector de actividad se dirige tanto a particulares como a profesionales con valores mobiliarios como inversiones financieras u obras de arte. La gestión patrimonial incluye varias actividades:

Asesoramiento de inversiones financieras 
Corretaje de seguros de vida 
Contrato de jubilaciones y pensiones 
Transacciones inmobiliarias 
Intermediario de transacciones bancarias 
Recaudación de fondos
Gestión de servicios 
Ingeniería patrimonial

Además, una gestora de patrimonios no es una sociedad gestora, que está autorizada para gestionar carteras bursátiles.

Gestión de patrimonios

El término “herencia” se refiere literalmente a la propiedad “que proviene del padre” (“ patrimonium ” en latín). Actualmente, el patrimonio de una persona o de una familia designa todos los bienes (materiales o no) sobre los que se puede hacer valer un título de propiedad o un derecho. Un patrimonio puede ser transmitido, legado o incluso vendido. Muy a menudo, uno «hereda» la herencia de sus padres (o miembros de su familia), pero es muy posible construir su propia herencia.

Tener bienes por lo tanto incluye:

  • Terrenos o propiedades inmobiliarias (terrenos, edificios, inmuebles, etc.);
    Activos profesionales (edificios destinados a operaciones, fondo de comercio, acciones de SCM, clínica, etc.).
  • Inversiones financieras (efectivo, cuentas de valores, ahorros, acciones, bonos, SCPI, SCI, FCPI FIP);
    muebles , enseres domésticos, vehículos.
  • Obras de arte o coleccionables.
  • Derechos de autor.
  • Derechos de usufructo.
  • Inventos patentados.

En la gestión patrimonial, todas estas posesiones se denominan activos. Los activos financieros juntos constituyen una cartera.

¿Cómo se organiza la gestión de un patrimonio?

Un inversor (particular o profesional) que desee hacer crecer su patrimonio o simplemente confiar la gestión de su patrimonio a un tercero puede optar por pasar por una empresa o una firma independiente.

De hecho, el título de «asesor de gestión patrimonial» es, de hecho, un término general que reúne varias profesiones: notario, experto fiscal, asesor de inversiones, gestor de carteras, etc. Dependiendo de la estructura en la que opere, el asesor de gestión patrimonial puede tener varios estados:

Profesión liberal que ejerza o sea propietario de una empresa consultora.
Empleado en una institución financiera (banco, banca de seguros, aseguradora).
Corredor de seguros.
Notario, contador público.

No gestionamos nuestro patrimonio de la misma forma cuando somos gestores de empresas o profesiones liberales. Para los grandes capitales, lo mejor sigue siendo recurrir a un banco privado , especialista en gestión de patrimonios.

La actividad de gestor patrimonial se organiza en tres etapas. El primero consiste en un análisis en profundidad del patrimonio del cliente , que tiene en cuenta:

  • Su situación familiar (casado, soltero, hijos a cargo, etc.);
  • Su situación profesional (categoría socio profesional, nivel de ingresos, tributación);
  • La situación económica a través de los activos existentes (activos inmobiliarios/financieros, etc.).

Estos indicadores se utilizarán luego para establecer el perfil inversor del cliente : aversión al riesgo, objetivos, rentabilidad objetivo, etc. Como recordatorio, las instituciones financieras distinguen entre tres niveles de riesgo : prudente, equilibrado y dinámico. En cuanto a los objetivos, se establecen a corto y largo plazo.

Finalmente, el asesor de gestión patrimonial buscará las inversiones e inversiones más adecuadas al perfil inversor del cliente. como él busca invertir o simplemente para delegar la gestión de su capital, las soluciones ofrecidas pueden variar significativamente. En cualquier caso, conservaremos tres criterios esenciales a optimizar:

Rentabilidad.
Riesgo.
Transmisión del patrimonio.

Hay muchos sitios y libros que tratan sobre la gestión del patrimonio y la mejor manera de hacer crecer sus activos. Pero para una valoración real de su patrimonio y soluciones personalizadas, lo mejor es acudir a profesionales de la gestión patrimonial.

¿Qué ofrecen las empresas por realizar gestión de patrimonio?

Como se mencionó en la introducción, la gestión de patrimonios es un sector multidisciplinario. Dependiendo de su perfil y objetivos, un inversor puede necesitar utilizar uno o más servicios de un asesor de gestión de patrimonio. La gestión patrimonial gira en torno a cuatro áreas principales:

La auditoría patrimonial.
Ingeniería patrimonial.
Arquitectura abierta.
Gestión delegada.

Administrar los activos de uno significa implementar varias palancas y mecanismos diseñados para hacer crecer los activos de uno y proteger el valor de los activos de uno. El establecimiento de una estrategia patrimonial suele ser imprescindible tras una desmembración, sucesión o herencia.

La auditoria patrimonial

Esta es la fórmula de «nivel de entrada» que ofrecen los asesores de gestión patrimonial. La auditoría patrimonial consiste en realizar un inventario de tu patrimonio , pero también de tus recursos, tus deudas, tu situación familiar y profesional. Esto permite al asesor conocer a su cliente, estudiar sus objetivos , su apetito por el riesgo, sus posibilidades de inversión, etc.

A partir de ahí, el asesor de gestión de patrimonio utilizará el diagnóstico de la situación financiera para recomendar una inversión en particular. El propósito de la evaluación patrimonial no se limita a brindar asesoramiento patrimonial. Para el gestor, obviamente se trata de animar al prospecto a ir más allá en el proceso con la empresa gestora.

Ingeniería del patrimonio

La ingeniería patrimonial implica todo un campo de habilidades:

Gestión de activos.
Notario.
Inamovible.
Impuestos.

Con el fin de analizar el perfil del inversionista y luego proponer las mejores soluciones de inversión y exención de impuestos. El asesor de gestión patrimonial implementa estas soluciones y se asegura de que funcionen sin problemas a largo plazo.

Arquitectura abierta

Se trata de construir su gestión patrimonial ampliando sus vehículos de inversión. En lugar de concentrar sus activos en un solo establecimiento, el administrador de patrimonio intervendrá con varias organizaciones financieras. Esta es una oferta de fondos, un enfoque abierto a los mercados. Para ello, la gestora de patrimonios se asocia con sociedades gestoras (sicav, FCP, etc.), lo que permite el acceso a todas las clases de activos .

Gestión delegada

Los inversores que opten por la gestión delegada encomiendan la colocación y seguimiento de su capital mobiliario a:

Seguro de vida.
Plan de ahorro de acciones.
Plan de Ahorro para el Retiro.
Cuenta de valores, etc.

¿Cuándo contratar a un gestor de patrimonio?

Realmente no hay un mejor momento en la vida que cualquier otro para buscar los servicios de un asesor de gestión patrimonial. De hecho, dependiendo de sus objetivos patrimoniales, es posible que deba buscar asesoramiento para prepararse para su jubilación, aumentar rápidamente el rendimiento de sus ahorros, diversificar sus inversiones, etc.

Contrariamente a la creencia popular, no es necesario poseer un patrimonio gigantesco para utilizar los servicios de una empresa de gestión de patrimonio. Sin embargo, en muchos casos, la mayoría de productos de ahorro que ofrecen los bancos (libretas, cuentas a la vista, seguros de vida, ahorro vivienda, etc.) son suficientes para satisfacer las necesidades de las personas. Se recomienda el uso de un asesor de gestión de patrimonio cuando estos productos ya no son suficientes para responder a los problemas de su situación financiera.

Delega la gestión de tu capital

Entre la vida familiar, social y profesional, no es fácil encontrar el tiempo necesario para cuidar tu patrimonio. Hay que reconocer que esta actividad lleva mucho tiempo, que requiere muchas nociones en áreas que no son necesariamente accesibles: derecho, fiscalidad, bolsa, mercados financieros, etc.

Pero eso no es todo; poseer un patrimonio no significa necesariamente saber gestionarlo. Este suele ser el caso en las herencias. En un contexto económico y fiscal incierto , más vale confiar la gestión de tu patrimonio a un profesional que lanzarte de cabeza a las inversiones como sopla el viento.

Además, es probable que evolucione el valor general de sus activos. Si recibes una herencia, que hagas una recompra de crédito o que te reembolse un préstamo inmobiliario por ejemplo. Por el contrario, las deudas en las que incurra para aumentar su patrimonio servirán indirectamente para hacerlo crecer. si tomas un crédito al consumo para comprar un coche por ejemplo).

En otras palabras, tu herencia no es fija: está viva , a su manera. Administrar sus activos significa tener en cuenta todos estos elementos.

¿Cómo convertirse en asesor de gestión patrimonial?

La profesión de asesor de gestión de patrimonios (CGP) es transversal: reúne habilidades en varias áreas: consultoría, finanzas y marketing. Esto implica poseer uno (o más) másteres (o MBA) en los siguientes sectores:

Banco
Finanzas
Seguro
Ciencias Económicas
Gestión de patrimonios

Muchas escuelas hoy en día se preparan para la profesión de asesor de gestión de patrimonio. El curso tradicional consiste en unirse a una importante escuela de administración o negocios o a una universidad, en economía , si es posible mediante la sintonía con la ley y/o los impuestos . Es fundamental un conocimiento profundo de los mercados financieros y sus diferentes mecanismos. Pero eso no es todo: un buen gestor de patrimonios también debe tener sólidos conocimientos jurídicos .

¿Qué formación para trabajar en la gestión de patrimonios?

La mayor parte de la formación incluye la inmersión profesional en una empresa, en forma de aprendizaje o contrato profesional, o prácticas , generalmente dentro de una entidad financiera. Las empresas aprecian especialmente a los candidatos con una primera experiencia como gestores de clientes.

Un buen asesor de gestión patrimonial rompe con los catálogos de productos para centrarse en el cliente. El objetivo no es buscar maximizar las ventas, sino analizar el patrimonio del cliente para ofrecerle estrategias de inversión relevantes , adaptadas a sus necesidades. Para ello es imprescindible una buena capacidad de síntesis y sentido de las relaciones humanas.

¿Cuál es el salario de un administrador de patrimonio?

Como en todas las profesiones, el salario en la gestión de patrimonios depende del nivel de experiencia, la forma jurídica elegida y la firma elegida. Un asesor junior puede esperar ganar entre 30.000 y 35.000 euros al año, mientras que un asesor senior puede alcanzar entre 45.000 y 70.000 euros al año.

Mejores brokers para invertir tu dinero fácilmente